dissabte, 8 d’octubre de 2011

consells per la tardor

Transcripció de urbanicultor per preparació i plantació de tests i taules hortícoles.

En otoño empezamos de nuevo, aunque los cultivos de invierno no son tan vistosos como los de verano la verdad es que son más resistentes y más fáciles de mantener.
Si tenemos cuidado con la heladas, que son nuestro principal enemigo en invierno, podemos tener el huerto urbano en producción durante los meses fríos.
Ha llegado el momento de deshacerse de los cultivos que no aguantan el frío: tomates, pimientos, calabacines, berenjenas, pepinos, melones y todos aquellos que vamos viendo poco productivos.
Una vez arrancados los cultivos debemos remover la tierra con rastrillo pequeño para ir quitando las raíces y darle aire al sustrato.
Observaremos que la tierra de las macetas ha mermado bastante, es normal, los cultivos de verano se han alimentado de ella y ahora nosotros debemos reponer los nutrientes . Podemos utilizar un saquito 2 l de humus de lombriz para las hidromacetas de 48cm x 66cm y en las hidromacetas grandes de 1m x 1m serán necesarios unos 10 litros. Una vez añadido el humus completaremos las hidromacetas son sustrato universal normal hasta que vuelvan a estar completamente llenas.
Los cultivos que podemos sembrar en este mes de octubre son:
Espinaca de invierno: Muy recomendada, es de muy fácil cultivo desde la semilla y aguantará muy bien los meses venideros.
Lechuga común: No dudéis en plantarla todo el año, se cultiva con facilidad y no hay nada comparable a su sabor cuando está recién cosechada.
Guisante verde: Podemos aprovechar los entutorados que hemos puesto este verano para orientar las tomateras, pimienteras, etc. para entutorar unos alegres guisantes. La producción de guisantes en maceta no es muy numerosa pero merece la pena.
Nabo de mesa: No sólo cultivaremos los nabos por su raíz sino también por sus hojas, los famosos grelos, ¿A quién no le apetece un buen caldo gallego en pleno invierno?
Rábano rojo: Es ideal para principiantes. Crece en unos pocos días y sus hojas también son comestibles.
Remolacha roja: Es una nota de color en la maceta. Sus hojas pequeñas están riquísimas en ensalada. Aguanta bien el frío si la protegemos de las heladas tapándola con plásticos.
¡A cultivar de nuevo urbanicultores!, los huertos urbanos también están vivos en otoño.